Archive for the ‘Filosofia Barata y Zapatos de Goma’ category

Te quiero, pero como amigo

26 febrero, 2012

Nuestro piscoloco y analista de cabecera, el licentrucho Segismundo vuelve a la carga con sus intentos vanos e infructuosos de develar los misterios de la psiquis femenina, en su interminable misión de rescatar a las mujeres de sus propias delusiones y ayudarlas a encontrar la luz. Imperdible como siempre, los dejo en sus manos.

(más…)

Anuncios

Nunca me Quisiste

18 febrero, 2012

Nuestro licenciado emérito y piscóloco de cabecera, el licenciado Segismundo nos trae una nueva aproximación a ese domino inexplorado y salvaje, la psiquis femenina. Un lugar al que nadie se atreve a ingresar y al que muchos prefieren evitar, pero no es el caso del licenciado quién porsupuesto en reiterados actos de valentía y coraje ha introducido una y otra vez la cabeza en la boca del león.

Sin más presentaciones y preámbulos los dejo en sus manos y a su merced

(más…)

Si no soy yo, no es nadie.

2 febrero, 2012

A lo largo de mi corta existencia me he topado muchas veces con una clase muy especial de persona (por no decir de pelotudo, que sonaría ofensivo e indicaría que no poseo un uso adecuado del lenguaje). Aquel que necesita ser el “Dueño del Circo“. Individuos que si no ven su nombre en grandes letras de molde o al principio de la lista. Si no se los menciona en cada ocasión que se presente y/o si no son los máximos exponentes y referentes, comienzan a comportarse como verdaderos Idiotas.

A este tipo “especial” de personas va dirigida mi reflexión del día de la fecha.

(más…)

Lomonósov-Lavoisier y los estados de la vida.

31 enero, 2012

La Ley de Lómonósov-Lavoissier solo aplica a la química, o eso al menos dicen los eruditos. El principio de conservación de la materia postula que “En una reación química ordinaria la masa permanece constante, es decir, la masa consumida de los reactivos es igual a la masa obtenida de los productos” o, como nos la enseñara fácilmente “el poio esper” en la secundiaria “Nada se gana, nada se pierde, todo se transforma. ¡Tontito!.

Esto lo dijo Lavoisier allá por el 1785, un años antes de perder la cabeza (literalmente). Y ustedes, queridos lectores me preguntarán, que tiene que ver Lavoisier, tu profesor de química del secundario y la guillotina con los estados de la vida. Y yo les contestaré cual Saladino a Orlando Bloom en “Kingdom of Heaven” -Nada…. y Todo-

(más…)

No Soy Fito pero me da Asco Igual

2 septiembre, 2011

Hay veces en las que cuesta, aún siendo un defensor acérrimo de la libertad de expresión y del derecho que tiene todo ser humano a expresarse sin ningún tipo de condicionamiento más allá del propio valor moral y la propia ética, no cuestionarse ante ciertos acontecimientos, hasta dónde es potable que ésta libertad sea ejercida sin ningún tipo de regulación.

(más…)

Ni sin ellas, ni con ellas

4 enero, 2011

El licenciado Segismundo, nuestro piscóloco de cabecera, nos ha enviado la segunda parte de su afamado ensayo  titulado.

“Ni sin ellas, ni con ellas. Una mirada incisiva (y canina) al comportamiento femenino. “

Queremos aclarar a todas las mujeres que nos siguen habitualmente, y que tienen cierto tipo de interés amoroso y/o de flirteo con el autor, que éste no comparte necesariamente las ideas de los colaboradores a este espacio de difusión cultural. A todas las damas que no entran en las categorías anteriores, queremos, sumándonos a la dualidad universal, afirmar que el Licenciado y Piscóloco Segismundo tiene razón.

(más…)

El terror del nuevo siglo

16 diciembre, 2010

Si los ochenta fueron, definitivamente, la época del mal gusto en lo referente a la moda, con las hombreras, los peinados emulando nidos de cotorra, y esa confluencia entre fiebre de sábado por la noche y pantalones de cuero de serpiente,  y los noventa, estuvieron signados por la grasitud y la chabacanería, los pelos largos y sueltos, pantalones ajustados, demasiado ajustados, (y no hablo de mujeres),  lo supérfulo y lo nímio tomando el control de nuestras vidas,  el nuevo siglo, trajo aparejado, un terror insano y obsceno, el nuevo siglo nos encontró a todos, sumidos en el miedo, de no ser políticamente correctos.

(más…)